Pese a que pudiera parecer que los términos “tecnología” y “alimentos” son muy lejanos entre sí, casi contrapuestos, la realidad es que cada vez la tecnología está más